martes, 29 de junio de 2010

Los que escupen a los sacerdotes

Un cura habla de los pedófilos y de la prensa que vive del “excremento del poder”:
“Cada día hago frente a situaciones terribles e indescriptibles. A menudo ni siquiera puedo leer los informes de los trabajadores sociales, tan terribles son los actos de violencia sexual sufrida por mis niños.”

Es un sacerdote italiano que desarrolla su labor en Paraguay. Desde allí, contempla con horror lo que está sucediendo estos días y no duda en alzar su voz, firme y sin complejos, frente a la voracidad mediática que los que “viven de comer el excremento de poder”.

Se llama Aldo Trento y su denuncia de cierto periodismo ha sido publicada en Il Foglio bajo un título que no deja lugar a dudas: Contra los que escupen a los sacerdotes.

“La pedofilia parece interesarle más a algunos periodistas y a sus fantasías y alucinaciones que al público: porque me he encontrado a miles de personas, sobre todo jóvenes, y ninguno me ha hecho una pregunta sobre este asunto.
Lo que significa que si bien existe este flagelo en el mundo y ha afectado también a la Iglesia, recibiendo la dura, clara y fuerte condena del Santo Padre, aún estamos lejos de aquel fenómeno de masas, como si todos los sacerdotes fuesen pedófilos, como quieren hacernos creer.

Hace 40 años que soy sacerdote, he estado en diversas partes del mundo, he vivido en orfanatos, escuelas, internados para niños, y nunca he visto a un colega culpable de este delito. No sólo eso, sino que he vivido con sacerdotes y religiosos que han dado la vida para que estos pequeños también la tengan.

Actualmente vivo en Paraguay. Mi misión abarca todo lo humano en su pobreza, esa humanidad arrojada a la basura desde el sensacionalismo de los medios de comunicación. Durante 20 años he compartido mi vida con prostitutas, homosexuales, travestis, enfermos de SIDA, en las calles, en basureros, en las favelas. Me los he llevado a casa, donde la divina Providencia ha puesto en marcha un hospital. Y en esta ‘antesala del Paraíso’, como lo llaman ellos, los acompaño al Paraíso. Han vivido como perros y mueren como príncipes.

Cerca de la clínica, también la Providencia ha creado dos ‘casas de Belén’, para conmemorar el lugar de nacimiento de Jesús, que acogen a 32 niñas, muchas de ellas violadas por el padrastro o el compañero ocasional de la madre.

Cada día hago frente a situaciones terribles e indescriptibles. A menudo ni siquiera puedo leer los informes de los trabajadores sociales, tan terribles son los actos de violencia sexual sufrida por mis niños. Sin embargo, después de unos meses con nosotros, respiran un aire diferente, ese aire que sólo produce el hecho cristiano y nuestro amor, el de los sacerdotes, contra los que los monstruos del periodismo despotrican. Pablo Neruda tenía razón cuando definió a algunos periodistas ‘que viven de comer el excremento de poder’.
Mi corazón de cura, mientras da la vida por estos inocentes, no puede dejar de darla también, como Jesús, incluso por aquellos de quienes El dijo: ‘Al que escandalice a uno de estos pequeños, más le vale que le cuelguen al cuello una piedra de molino y le hundan en el mar’.
¿No se preguntan qué sería de este mundo sin este puerto de esperanza segura para todo hombre, incluidos ustedes que en estos días como cuervos feroces se divierten sádicamente escupiendo sobre su Casto Rostro? Vengan al tercer mundo para entender qué quiere decir que miles de sacerdotes y hermanas mueran dando su vida por los niños.

Un día, cuando la vida les pida que le des razón de lo que han hecho, esta Iglesia, esta madre sobre la que han aprendido a escupir, los acogerá, los abrazará, los perdonará. Esta madre, que desde hace 2000 años es escupida, ofendida y acusada, desde hace 2000 años les dice a todos los que lo piden:
‘Yo te absuelvo de tus pecados, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo’.
Esta madre, que juzga y condena el pecado e increpa al pecador culpable de algunos horrendos delitos, como la pedofilia, no cierra ni cerrará jamás las puertas de su misericordia a nadie.

No perdamos el tiempo ante los delirios de algunos periodistas que usan ciertos execrables casos de pedofilia para atacar el Acontecimiento cristiano, para poner en discusión la perla del celibato, y miremos a los miles de personas, jóvenes en particular, que buscan, creen y preguntan a la Iglesia el porqué, el sentido último de la vida y que ven en Ella la única respuesta.

Personalmente, estoy más preocupado por la falta de santidad en muchos de nosotros, los sacerdotes, que por otras cosas, por graves y perjudiciales que sean.
Me preocupa más una iglesia que se avergüence de Cristo, en lugar de predicarlo desde los tejados. Me preocupa más no encontrar a los sacerdotes en el confesionario, y que el pecador viva el tormento de su pecado sin encontrar un confesor que le absuelva. A las acusaciones difamatorias en los últimos días urge responder con la santidad de nuestra vida y con una entrega total a Cristo y a los necesitados.

La pedofilia debe responderse como el Papa enseña. Sólo anunciando a Cristo se sale de este estercolero horrible, porque sólo Cristo salva al hombre completo. Si Cristo no es el corazón de la vida, entonces cualquier perversión es posible. La única defensa que tenemos son nuestros ojos enamorados de Cristo. El dolor es enorme, pero la seguridad, granítica: ‘Yo he vencido al mundo’ es infinitamente superior.”

El Padre Aldo Trento es muy conocido en Paraguay, donde su labor goza de un gran prestigio. Don Aldo pertenece a una generación que, durante su juventud, se sintió atraída por el radicalismo izquierdista, hijo de los 60.
En el último Meeting de Rimini ofreció su testimonio:
A los sesenta y dos años soy un hombre contento, entrando en un cumplimiento que me hace mirar la muerte con serenidad. He acompañado a morir a más de quinientas personas en cuatro años. Todas han muerto con una sonrisa en los labios. Me he convertido en padre de decenas de niños que no tienen a nadie y me llaman papá: «Papá, ¿cuándo vuelves?, ¿por qué te vas?». Los acuesto por la noche, los levanto por la mañana y los acompaño al colegio.”

Escrito por Aldo Trento, en “Il Foglio”
Fuente http://www.agea.org.es/

Il etait une fois Charles Trenet

Mais... chante Stacey Kent.

domingo, 27 de junio de 2010

Samba Saravah

video

Être heureux, cest plus ou moins ce qu’on cherche.
J’aime rire, chanter et je n’empêche
pas les gens qui sont bien d’être joyeux,
pourtant s’il est une samba sans tristesse
c’est un vin qui ne donne pas livresse,
un vin qui ne donne pas livresse, non
ce nest pas la samba que je veux.

J’en connais que la chanson incommode,
d’autres pour qui ce n’est rien qu’une mode;
d’autres qui en profitent sans l’aimer.
Moi, je l’aime et jai parcouru le monde
en cherchant ses racines vagabondes
aujourd’hui pour trouver les plus profondes,
c’est la samba-chanson qu'il faut chanter.

On m’a dit qu’elle venait de Bahia,
qu’elle doit son rythme et sa poésie à
des siècles de danse et de douleur.
Mais, qu'els que soient les sentiments qu’elle exprime?
Elle est blanche de formes et de rimes,
blanche de formes et de rimes.
Elle est nègre, bien nègre, dans son cœur.
Mais, qu'el que soit le sentiment qu’elle exprime?
Elle est blanche de formes et de rimes,
blanche de formes et de rimes.
Elle est nègre, bien nègre, dans son cœur.



viernes, 25 de junio de 2010

Luces de candela

Lo primero que he pensado cuando he visto la duración de este vídeo cuyo enlace me envía un amigo ha sido: ¡no tengo paciencia para plantarme 42 minutos delante del ordenador! Todo lo contrario, se me ha hecho tan corto, que he pensado que tenía que compartirlo con vosotros.
No tiene desperdicio. Merece la pena verlo y difundirlo.

miércoles, 23 de junio de 2010

El valor del esfuerzo


No es norma de vida. J.M. Alimbau en La razón

Un joven fue a consultar al sabio psicólogo y pedagogo, Dr. Bertran Quera S.J., profesor de universidad:
- «¿Qué carrera u oficio me aconseja?»

El docente le contestó:

-«Depende. ¿Qué quieres tú?»

El joven dijo:

- «Ganar mucho dinero, tener un alto nivel de vida y conseguirlo con poco esfuerzo».
Respondió el sabio educador:
-«Lo siento, para esto nunca te podrá servir ninguna carrera ni ningún oficio».


Son muchos los que «desearon», «pretendieron», «empezaron», pero fueron incapaces de poner «esfuerzo», «sacrificio», «renuncia». Y nunca llegaron a buen término.
Los hay que prefieren una vida sin problemas ni dificultades, aquellos que son incapaces de abandonar cualquier tipo de comodidad, sus juegos, su «buena vida» y, en el intento, mueren en la plenitud de su juventud.

«El hombre domina la técnica, las fieras y es incapaz de dominarse a sí mismo. Así es de débil la voluntad humana. No debemos olvidar que el cuerpo cuanto más recibe, más exige».

No olvidemos nunca que el gusto no es norma de vida.

domingo, 20 de junio de 2010

Conociendo al enemigo

González Horrillo es profesor de Religión. Pero sobre todo es un hombre empeñado en cantar las verdades del barquero: la Iglesia tiene enemigos, el ‘patas’ (Diablo) no para de incordiar y los cristianos debemos reforzar nuestro escudo doctrinal para ganar esta batalla espiritual. Responde directamente. A lo bestia. Sin dobleces. Sin incoherencias. Con la firmeza de una fe arraigada en la formación y en la vida de piedad. Se le entiende todo.

-Me lo pidieron. Además creo que es importante informar de quiénes son los enemigos de la Iglesia.

-Nombres y apellidos.
-En el libro salen Rockefeller, Bill Gates, Somos Iglesia, Católicas por el Derecho a Decidir, Cristianos por el Socialismo, Hans Küng y, desde luego, este Gobierno.

-Los enemigos de siempre: el mundo, el demonio y la carne. ¿Por qué contra la Iglesia?
-Porque es la única que les molesta para sus objetivos: el poder, el dinero…

-Habla de las sectas, de la gnosis, de la masonería, del enemigo en la sombra, del endiosamiento del conocimiento.
-Es el quitarle a Él para ponerme yo. Es el pecado original, la soberbia. El seréis como dioses.

-O sea que su libro en el fondo es una historia del pecado.
-Del pecado y de los pecadores.

-Pero los pecadores son individuales y usted habla de organizaciones.
-Eso, del pecado organizado.

-¿Lo podríamos llamar “estructuras de pecado”?
-Sí, sí. Es un término que aparece en alguna encíclica.

-La masonería sería una. ¿Objeto social: destruir la Iglesia?
-Sí, porque está molestando.

-Pierden el tiempo. Cuando Napoleón le dice al cardenal Corsini que quería destruir la Iglesia, éste le responde que ni siquiera los cristianos hemos podido.
-Pero ahí sigue el Demonio. Es su naturaleza.

-Pues parece un poco tonto: lleva dos mil años perdiendo el tiempo.
-No sabe hacer otra cosa. Sabe que tiene la guerra perdida, pero cuanta más gente logre conquistar, mejor.

-Habla de los enemigos bajo la mesa. Los rosacruces ¿quiénes son?
-Algunos son masones, otros no. Es la raíz del esoterismo moderno.

-Y la teosofía ¿qué es?
-Un intento de hacer una especie de pisto de religiones. Buscan lo más atractivo y tratan de sustituir así a la religión verdadera.

-Eso es lo que pretende Ban Ki-moon con el sincretismo religioso de la ONU.
-(Risas.) Es todo una cadena. Ahora lo que se lleva es la Nueva Era, hija de la masonería y de la teosofía.

-¿Es el judaísmo una organización que maquina contra la Iglesia?
-Esa tesis es la de Los protocolos de los sabios de Sión y no está demostrada. Los judíos son nuestros hermanos mayores en la fe.

-¿La masonería sigue teniendo peso?
-Muchísimo.

-¿En España?
-En el Gobierno, sí, como dicen muchos expertos.

-¿Es masónico o masón?
-No lo sé. Habría que estar muy dentro para saberlo. Pero lo que es seguro que tiene muchas influencias masónicas.

-¿Cuál es la clave de la masonería española?
-La nuestra es de rito francés y se guía por el ateísmo y el relativismo. No cree en el Gran Arquitecto del Universo del que habla la masonería inglesa.

-¿Quién sería la cabeza?
-Mucha gente. No podemos buscar una sola cabeza: está la inglesa, la francesa (mucho más atea) y la oculta.

* Entrevista íntegra en el número 281 del semanario Alba

sábado, 19 de junio de 2010

Oda a la esperanza


Crepúsculo marino,
en medio
de mi vida,
las olas como uvas,
la soledad del cielo,
me llenas
y desbordas,
todo el mar,
todo el cielo,
movimiento
y espacio,
los batallones blancos
de la espuma,
la tierra anaranjada,
la cintura
incendiada
del sol en agonía,
tantos
dones y dones,
aves
que acuden a sus sueños,
y el mar, el mar,
aroma
suspendido,
coro de sal sonora,
mientras tanto,
nosotros,
los hombres,
junto al agua,
luchando
y esperando
junto al mar,
esperando.

Las olas dicen a la costa firme:
«Todo será cumplido»
(Pablo Neruda)

martes, 15 de junio de 2010

Un periodista en los altares


El pasado sábado, 12 de junio, Monseñor Angelo Amato (Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos) beatificaba a Manuel Lozano Garrido,-Lolo- en Linares, pueblo natal de Lolo, en la provincia de Jaén.

Lolo fue un joven que a los 22 años enfermó de parálisis, que le hizo acabar en silla de ruedas. También perdió la vista, permaneciendo ciego sus últimos 9 años de vida.

La inmovilidad que le ata a la silla de ruedas, no le impide ejercer su profesión de periodista y escritor. Católico comprometido, creó una Obra Pía, Sinaí, para rezar por los periodistas y medios de comunicación.
Trabajador infatigable, hizo de su vida un ejemplo de corredención.

Para conocer más datos de su vida, aconsejo esta web: http://www.beatificaciondelolo.es/

Hace años que leí las siguientes palabras de Lolo, y que releo y medito casi a diario. Me conmueve su delicadeza, su finura de alma y el modo poético de captar el sentido del dolor. La aceptación de la cruz como un auténtico regalo de Dios al hombre:


“Desde que la plantaste a mitad de camino entre la divinidad y el barro de los hombres, la cruz es la confluencia y encrucijada de amor. Lo que Tú cargaste de más de nuestro calibre de criaturas, nosotros podemos tomarlo de tu parcela de Dios”
“Tengo conciencia, y lo grito, de mi naturaleza de barro, tan cerca de la hormiga, pero quiero airear ese injerto de sobrenaturalidad y esperanza que nos ha cosido a la Redención.”

“El dolor es una llamada tuya y un privilegio que canta en nuestra vida con la bravura de un río joven. Señor, gracias por la distinción de tu mirada, por la promoción de nuestras vidas al área redentora”.

“Lo que vale, lo que nos pone de rodillas, sobrecogidos de misterio, es esa emoción de comprobar una por una tus pisadas y sentir que es nuestra sandalia la que se puede amoldar a tu huella; desmenuzar tus peripecias de condenado a muerte, el cargo de la cruz, las caídas o el despojo y hallarlas paralelas en los matices dolorosos o en la enfermedad de unas criaturas corrientes y molientes; incluso ese gemelismo de purificación del mundo. De borrón de cuentas, de salvación de los hombres que nos traspasan el caudal y la potencia de tu condición divina”.

sábado, 12 de junio de 2010

Desafinado


Si dices que desafino, amor mío,

que sepas que eso me provoca un dolor inmenso.
Sólo privilegiados tienen un oído como el tuyo,
yo poseo apenas el que Dios me dio

Si insistes en clasificar
mi comportamiento de anti musical,
yo mismo mintiendo, debo argumentar
que esto es bossa-nova, esto es muy natural.

Lo que no sabes, ni siquiera presientes,
es que los desafinados también tienen corazón.
Te fotografié con mi Rolleiflex,
Se reveló tu enorme ingratitud.
Solo no podrás hablar así de mi amor,
este es el mayor que puedes encontrar.

Tú con tu música olvidaste lo principal:
que en el pecho de los desafinados,
en el fondo del pecho, late en silencio.
Que en el pecho de los desafinados
también late un corazón.

(Joao Gilberto)

viernes, 11 de junio de 2010

A change is gonna come

video

Hay un viejo amigo
al que una vez le oí decir
algo que me llegó al corazón
y empezaba así:

Nací junto al río,
en una pequeña carpa.
Y como el río,
he estado fluyendo desde entonces.
Él dijo que desde hacía un largo tiempo venía
pero sé que mi cambio va a llegar.

Él dijo que ha sido muy duro vivir,
pero yo tengo miedo de morir.
Podría no tenerlo si supiera
que hay allí más allá del cielo
Viene desde hace un largo, largo tiempo
pero sé que mi cambio va a llegar.

Fui, fui con mi hermano
y le pregunté, "Hermano
¿podrías ayudarme, por favor?"
Él dijo, "Mi buena hermana,
me gustaría pero no puedo".
Y cuando, cuando miré alrededor,
yo había dado marcha atrás
cayendo sobre mis rodillas dobladas.

Hubo ocasiones en las que pensé,
pensé que no resistiría mucho más,
pero de algún modo ahora mismo creo
que soy capaz, capaz de seguir adelante.
Te digo que ha sido mucho tiempo
y ha sido un viaje cuesta arriba
todo el camino.
Pero yo sé, yo sé, yo sé,
sé que mi cambio va a llegar.
Algunas veces tuve que llorar toda la noche.
Sí, lo hice
Algunas veces tuve que darme por vencida,
por aquello que sabía que era equivocado.
Sí, ha sido un viaje cuesta arriba.
Seguro que ha sido un largo camino.
Sí, lo ha sido
cada paso del camino.
Pero yo creo, yo creo
que esta noche llega mi cambio
Te digo eso:
Llega mi cambio.

(Letra de Sam Cooke, interpretado por Seal)
.

sábado, 5 de junio de 2010

Tiempos modernos

La escuela ya estaba allí desde hacía mucho tiempo. De sus paredes colgaron siempre crucifijos, y nadie recordaba un tiempo en el que las cosas hubieran sido distintas, cuando la autoridad tomó posesión de la benemérita institución. «Voluntad popular», dijo el sargento que se incautó del edificio y expulsó a los religiosos. El Crucificado cedió su espacio al retrato del líder, pero la estrategia fracasó. El sargento no calibró la magnitud de la respuesta de los vecinos que se le venía encima. La mala experiencia de aquellos años dio paso a otra estrategia más pausada y amable, a un acercamiento incesante de pequeños pasos, que sólo concluyó mucho después, cuando la ideología del líder penetró el último de los libros de texto... «Son gratis», les dijo el concejal a los padres. Ninguno protestó cuando se llevó el crucifijo.

Para entonces, cada vecino disfrutaba de una casa en propiedad, abastecida con gigantescos televisores en el salón y en cada dormitorio. Había costado esfuerzo ganárselo. Las hipotecas, los créditos y los cómodos plazos lo hacían todo más fácil, pero así y todo, de cuando en cuando, se veía al sargento desahuciar a algún pobre desgraciado, incapaz de pagar sus deudas.
Nadie salía ya en defensa de nadie. Parecía como si nadie conociera ya a nadie. Quién sabe. Quizá los estilos de vida modernos habían separando al vecino del vecino, al marido de la mujer, a los hijos de los padres... Del individuo sólo se esperaba que se limitara a buscar su propio placer, que persiguiera su propio interés. Era su derecho. Si alguien necesitaba ayuda, ése era problema del Estado. Quedaba un molesto silencio durante las comidas en las casas de los matrimonios que aún permanecían unidos, pero el televisor servía para llenar ese vacío.
Un día, llegó la crisis.

Ricardo Benjumea en www.alfayomega.es

_

miércoles, 2 de junio de 2010

Milord


Allez, venez! Milord
Vous asseoir à ma table.
Il fait si froid dehors,
ici, c'est confortable.
Laissez-vous faire, Milord,
et prenez bien vos aises
vos peines sur mon cœur
et vos pieds sur une chaise.
Je vous connais, Milord,
Vous ne m'avez jamais vue,
Je ne suis qu'une fille du port,
une ombre de la rue...

Pourtant, je vous ai frôlé,
quand vous passiez hier,
Vous n'étiez pas peu fier
Dame! le ciel vous comblait
votre foulard de soie
flottant sur vos épaules.
Vous aviez le beau rôle,
on aurait dit le roi.
Vous marchiez en vainqueur
au bras d'une demoiselle.
Mon Dieu! qu'elle était belle.
J'en ai froid dans le cœur...

Allez, venez, Milord!
Vous asseoir à ma table
Il fait si froid dehors
Ici, c'est confortable.
Laissez-vous faire, Milord,
et prenez bien vos aises
vos peines sur mon cœur,
et vos pieds sur une chaise.
Je vous connais, Milord.
Vous ne m'avez jamais vue.
Je ne suis qu'une fille du port,
une ombre de la rue...

Dire qu'il suffit parfois,
qu'il y ait un navire
pour que tout se déchire
quand le navire s'en va,
il emmenait avec lui
la douce aux yeux si tendres
qui n'a pas su comprendre,
qu'elle brisait votre vie.
L'amour, ça fait pleurer,
comme quoi l'existence
ça vous donne toutes les chances
pour les reprendre après...

Allez, venez, Milord!
Vous avez l'air d'un môme.
Laissez-vous faire, Milord,
venez dans mon royaume.
Je soigne les remords,
je chante la romance,
je chante les milords
qui n'ont pas eu de chance.
Regardez-moi!, Milord,
vous ne m'avez jamais vue...
Mais, vous pleurez, Milord
Ça, j' l'aurais jamais cru.


Eh! bien voyons, Milord,
souriez-moi, Milord.
Mieux que ça, un p'tit effort...
Voilà, c'est ça!
Allez riez! Milord!
Allez chantez! Milord!
Ta da da da...
Mais oui, dansez, Milord
Ta da da da...
Bravo! Milord...
Encore, Milord...
_