viernes, 21 de agosto de 2009

Muñeco roto

Me inspiraba compasión ese ser incalificable: ni negro, ni blanco, padre o no padre, pederasta o no. Ahora me de pena todo el circo montado alrededor de su muerte. Los ¿hijos? de Michael Jackson, su madre, sus hermanos y hermanas de cara también inclasificable. Que si tuvo padre maltratador, que si lo mató su ¿médico?

¿Cómo crecerán esos tres niños? ¿Alguna vez tendrán una vida normal?

Me quedo con las imágenes de ese niño monísimo que desde principios de los 70 hacía las delicias de los amantes del pop.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes de valientes anónimos no serán publicados en este blog.