martes, 25 de marzo de 2014

Asombro de María en la Anunciación


James Tissot: La anunciación

Estaba María santa
contemplando las grandezas
de la que de Dios sería
Madre santa y Virgen bella
el libro en la mano hermosa,
que escribieron los profetas,
cuanto dicen de la Virgen.
¡Oh qué bien que lo contempla!
Madre de Dios y virgen entera,
Madre de Dios, divina doncella.

El Greco: La Anunciación

Bajó del cielo un arcángel,
y haciéndole reverencia,
Dios te salve, le decía,
María, de gracia llena.
Admirada está la Virgen
cuando al Sí de su respuesta
tomó el Verbo carne humana,
y salió el sol de la estrella.
Madre de Dios y virgen entera,
Madre de Dios, divina doncella.

Félix Lope de Vega

Giovanni Battista Tiepolo: La Anunciación, 1725

1 comentario:

  1. No conocía el cuadro de Tissot que me ha cautivado. Precioso. Un beso

    ResponderEliminar

Los mensajes de valientes anónimos no serán publicados en este blog.